Presentamos: Registro del CEO de APCH - A Place Called Home Saltear al contenido principal

Presentamos: Registro del CEO de APCH

Comprometidos con la transparencia, APCH abre la conversación sobre las transiciones de liderazgo a través de esta serie limitada de blogs

Jonathan Zeichner se ha desempeñado como director ejecutivo de APCH desde 2009.

Si está usted leyendo esto, es probable que ya sea un miembro de nuestra familia extendida APCH y que esté consciente de la próxima transición de nuestro amado CEO Jonathan Zeichner. Lo que quizás no sepa, es que la salida de Jonathan de APCH es una de las docenas de importantes transiciones de liderazgo que impactarán al sector no lucrativo Los Ángeles en los próximos años.

Fiel al compromiso de APCH con la transparencia como valor central, Jonathan, la Junta Directiva y el personal superior han pasado un año participando en conversaciones y planificación para la transición de liderazgo en alineación con nuestra misión, y se han asociado con colegas y asesores, para determinar qué necesitará APCH para seguir prosperando en su próxima etapa. Ha sido un esfuerzo sincero, que continuará en manos del nuevo CEO, el equipo directivo superior y la Junta.

Como parte de este proceso abierto, hemos creado este espacio para que nuestro liderazgo, empezando con Jonathan, hable directamente a nuestra comunidad.

 

Parte 1: Mis motivos para dejar APCH y el trabajo que tanto me encanta
por Jonathan Zeichner, CEO de A Place Called Home

Fecha estelar: 16.03.2022   Días hasta la transición: 106

Ser un CEO de una organización sin fines de lucro requiere mucha dedicación y energía. Es uno de esos trabajos que uno no puede entender en su totalidad hasta que lo haya hecho. Y nunca se «estabiliza», sino que continúa creciendo y evolucionando para responder al mundo cambiante y satisfacer las necesidades emergentes del electorado de su organización. Es atractivo, emocionante, estimulante, arriesgado, nunca hay un momento aburrido, y exige todo el tiempo, esfuerzo y energía que tenga, y algo más. En pocas palabras, ¡es una aventura! Al menos, esta ha sido mi experiencia (pregúntele a mi esposa) durante los últimos 30 años de gestión de tres organizaciones sin fines de lucro diferentes en Los Ángeles, una de las cuales soy cofundador.

He sido CEO de A Place Called Home (apch.org) desde 2009, y ha sido verdaderamente una experiencia maravillosa y productiva. La organización tiene una misión profunda e impactante y no atrae nada más que personas fantásticas, así que durante 13 años, he tenido el honor y el placer de trabajar con cientos de miembros extraordinarios de la junta, miembros del personal, voluntarios y simpatizantes al servicio de miles de jóvenes y familias, luchando diariamente contra molinos de viento, superando obstáculos y venciendo las probabilidades innumerables veces. Ha sido un trabajo de amor absoluto, que me ha hecho saltar de la cama todos los días para ir a trabajar. Incluso en esos días difíciles, cuando un camión lleno de nuevos desafíos se detenía en la acera, sentía la emoción de estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado, para hacer aquello tan fundamental que hace que la vida sea satisfactoria…sentirme útil.

Sin embargo, hace poco menos de dos años, empecé a pensar en cómo me vería y cómo me sentiría al dejar este trabajo y la organización que me encanta. Las razones eran complejas. Por supuesto, tenía esos anhelos de reanudar las actividades personales que había reservado durante años; la escritura, la música, poner mis manos en la tierra, y trabajar con madera. Además, estaban surgiendo necesidades en mi familia que sabía que requerirían más de mi atención. Sin embargo, también existían otros dos factores que cristalizaron mi decisión:

  1. Tenía la clara sensación de que, si bien había sido la persona adecuada durante una era crítica y dinámica para la APCH, después de 13 años había surgido un nuevo conjunto de necesidades para el futuro de la organización que requerirían una nueva visión y habilidades, y;
  2. La pandemia global de Covid y el asesinato de George Floyd resaltan y magnifican la persistencia de deficiencias, inequidades y obstáculos en materia de derechos humanos que afectan a la mayoría de las instituciones. El sector no lucrativo, aunque seamos bien intencionados y mejores que muchos otros sectores, no está exento de este tipo de problemas. Habiendo trabajado durante años para perfeccionar la capacidad de APCH de «hacer lo que se dice» y manifestar una cultura organizacional que estuviera a la altura de sus valores fundamentales, me di cuenta de que me había estado preparando para ser útil al sector de algunas maneras muy específicas, y eso me emocionó. Había llegado el momento de iniciar un cambio meditado y consecuente.

Durante diciembre de 2020 y enero de 2021, informé a la junta directiva y al personal de APCH que dejaría de ser el CEO en julio de 2022. Entonces empezó el proceso estratégico, cariñoso y agridulce de trazar el camino del cambio. Empezamos a definir claras intenciones y sistemas para apoyar la transición, incluyendo la definición de objetivos para el próximo CEO. Durante los últimos 14 meses, cada mejora estructural, matiz cultural, retiro de liderazgo, reunión de junta, sesión de planificación estratégica y proyección presupuestaria ha sido informada por el próximo cambio. El Covid ha añadido una capa de urgencia y necesidad, y APCH ha dado un paso adelante para innovar en formas que impactarán la integralidad su modelo de servicio en el futuro. Estoy recibiendo la satisfacción adicional de ser capaz de iniciar varias innovaciones interesantes durante mis últimos meses en APCH. Ha sido una época exigente, dinámica, alegre y productiva, y estoy agradecido/muy orgulloso de todas las personas involucradas.

En enero de 2022, mi salida fue anunciada públicamente y lanzamos la búsqueda formal de mi sucesor. La búsqueda se encuentra actualmente en plena marcha e incluye muchas aportaciones de los interesados y la participación del personal superior. El Comité de Búsqueda de la Junta está trabajando con Envision Consulting, y estoy involucrado en coyunturas estratégicas y continuaré brindando todo mi apoyo después de la contratación.

Pero… ¿adivinen lo que sucede? El camino hacia la transición del liderazgo en el mundo no lucrativo está lleno de baches y peligros. Pueden leer más acerca de dichos obstáculos y obtener algunas ideas sin adorno de mí parte y de algunos colegas que serán contribuyentes invitados al lanzamiento de este blog en abril.

Continuará…

Español »
Volver arriba